Deviation (1971) UK

Director: José Ramón Larraz

Curioso film de un director tan particular como José Ramón Larraz, el español de los alias, quien se dedicara por aquella época a filmar varios exponentes del genero trabajando en el reino unido, en algunas ocasiones coproduciendo con otros países, donde lograría cierto reconocimiento a partir de la gestación de algunos clásicos oscuros como Vampyres (1974) o Los ritos sexuales del diablo (1982). Deviation significo el segundo trabajo del director, que venia de rodar Whirlpool (1971) y continuaba de alguna manera imponiendo un marcado tono explicito, la perversión sexual como tema principal y la experimentación con drogas adornada de un entorno oscuro y enigmático, tendencia que mantuvo en varios films a lo largo de su carrera como realizador. La trama del film resulta de excusa para mostrar otras cosas, conceptos emparentados al exploit de la época en el intento de generar escenas de contenido sexual, en este caso para contar una historia de intenso trasfondo dramático, el cual sin embargo no alcanza los niveles de violencia tan explícitos como si se vieron en otros casos, aun así puede generar el clima adecuado y se permite dispararse para algunos costados bastante difícil de explicar, tan particulares del director y su extraño mundo de perversión y horror. El film se abre con una interesante secuencia inicial musicalizada por Stelvio Cipriani, donde se comienza a observar el carácter misterioso de la cinta, llevando un ritmo apropiado que sirve de entrada para contar la historia de una pareja de viajantes que sufre un accidente automovilístico en medio de la noche en una zona rural en las afueras de Londres. El hombre esta convencido que una persona vestida con un poncho blanco se cruzo en su camino causando el accidente, a lo que deciden hospedarse en una lúgubre casona cuyos dueños ofrecen amablemente para pasar la noche hasta que puedan conseguir alguien que arregle el automóvil. Durante la noche, el matrimonio se despierta escuchando extraños ruidos provenientes de las demás habitaciones, comenzando una tortuosa estancia donde el hombre será provocado hasta tener sexo con una mujer integrante del grupo de personas que habitan la casa, quienes se dedican por las noches a practicar intensas orgías. Un film de una esencia bastante particular, con un ritmo en general interesante, quizás algo repetitivo en cuanto a la sucesión de escenas que involucran sexo y drogas, pero rescatando el suspenso creado a partir de lo mínimo que resulta un film de estas características, donde la atmosfera recreada y la esencia resultan fundamentales.


Blog Widget by LinkWithin