Las Garras de Lorelei (1974) Amando de Ossorio, España


Otra muestra mas del fantaterror español, tratándose en este caso de una película dirigida por Amando de Ossorio, una persona querida y respetada dentro del mundo del fantástico y el terror, que aporto su buena cantidad de productos al genero, bien diferenciados por la calidad entre unos y otros, un punto que queda un poco de lado en estos casos específicos, tratándose de una persona que según se puede leer, era un entusiasta en lo que hacia y ponía mucho de si en cada película que lograba. Un director que creo una tetralogía increíble, como fue la de los caballeros templarios, de gran éxito fuera de su país de origen, u otros films como La Endemoniada (1979) o La Noche de los brujos (1973) entre otras, mostrando en ellas un gran entusiasmo, mas allá del presupuesto y de las carencias técnicas que puedan llega a tener en estos casos. Las Garras de Lorelei (1974) fue filmada luego de El Ataque de los muertos sin ojos, compartiendo en ambas la presencia del galán Tony Kendall y contando para esta ocasión con la figura de la hermosa Helga Line, de presencia muda hasta mitad del metraje, actriz que venia de participar en dos piezas fundacionales como El Espanto surge de la tumba y Horror Express. La película se basa sobre una historia precedente de Alemania, la cual habla sobre un terrible monstruo que bajo la oscuridad de la noche asesina de manera brutal a jóvenes adolescentes, en este caso estudiantes de un colegio de la zona, arrancándoles el corazón para poder alimentarse y así resultar inmortal. La leyenda de Lorelei es investigada por un científico y profesor, quien a través de varios experimentos logra un descubrimiento que podría revelar el origen de la maldición. Para esta altura, las encargadas del colegio deciden contratar a un hombre armado para que se encargue de la seguridad de las jóvenes. A medida que las muertes comienzan a sucederse, aparece la misteriosa figura de una mujer, quien aparentemente seria la bestia que todos temen, en este caso en la figura de una hermosa y sensual mujer, para convertirse luego en una bestia terrible e insaciable. La película logra una atmósfera interesante, con buenos escenarios y efectos de época bastante sangrientos, con el peso de dos actores que aportan lo suyo al film. Posee también la esencia tan especial, que hicieron de estos films, piezas queridas por los allegados al género, más alla de los aspectos negativos y errores técnicos que puedan presentar, quedando fuera de discusión ante un cine fiel, que pretendía mantener cierta estética, entretener y aterrorizar en épocas pasadas.




6 comentarios:

[!]~◊ Jon ◊~[!] | 27 de julio de 2008, 12:46

Buena revisión de este film, que como dices era naiff y con cierta estética. Personalmente, la película me gustó. ¿Cuanto añoramos a Ossorio, eh? ¡Chao!

Igor Von Slaughterstein | 27 de julio de 2008, 13:00

Ossorio siempre es sinónimo de entretenimiento al menos. Y estéticamente sus peliculas son bastante trabajadas.

Saludos!!

Horror | 27 de julio de 2008, 13:07

Es verdad lo que dicen, manejaba muy bien la estetica en sus trabajos, Malenka puede ser una muestra de eso creo yo, al igual que la saga templarios, en especial sus dos primeroas entregas.

Saludos a ambos, gracias por pasearce por aca!

Fantomas | 31 de julio de 2008, 12:59

De Ossorio solo he visto la primera entrega de su saga de los templarios. Esta al parecer merece ser vista.

Saludos.

Ivan aka Imazur2002 | 8 de agosto de 2008, 9:17

Hacía tiempo que no visitaba su espacio amigo Horror, y de verdad que me voy a tener que pasar a diario, porque vaya recuperación de cinéfago inquieto nos está ofreciendo, que maravilla.
Un abrazo

Horror | 8 de agosto de 2008, 11:52

Jaja, otro abrazo para vos Ivan... gracias por visitarme, buenisimo que sea de tu agrado.

Saludos!

Blog Widget by LinkWithin