Macabro (1980) Lamberto Bava, Italia


Macabro es una obra clásica del terror Italiano de los 80’s, la cual pertenece a un director cuya sombra es inmensamente grande como para que no existan comparaciones, las cuales me parecen innecesarias y hasta odiosas en algunos casos. Lamberto Bava dirige este intrigante film en el año 1980, un personaje que entregaría trabajos como La Casa con la scala nel buio (1983) y Dèmoni (1985) entre otras. En el caso de Macabro, se nota un aroma particular, clásico de aquellas producciones de la época, con finales abiertos e irreales, en este caso comparable, por citar un ejemplo, con Mil gritos tiene la noche (1982) la obra del español Juan Piquer Simón, en donde también se ve un final sorpresivo, el cual deja una gran intriga en el espectador. La película resulta una obra dramática y enfermiza en partes iguales, con climas sensuales y enrarecidos a la vez, en parte gracias a personajes macabros que redondean aun más la película. Cargada de dramatismo y soledad, la historia se sostiene fuerte gracias a estos aspectos, que sin llegar a ser una obra sangrienta, el suspenso se mantiene ayudado por situaciones particulares, cargadas de erotismo y locura. Una entrega mas de una figura del terror, que mas allá de cargar con el peso de llevar el apellido de un gran director, como lo fue su padre, creador de obras magnificas que perduran intactas en el tiempo, Bava hijo merece el respeto y el reconocimiento debido. La historia comienza mostrando una gran mansión, habitada por una familia aparentemente normal, hasta que se van mostrando las caras de cada uno de estos personajes, empezando por la mujer, quien mantiene una relación oculta con su amante y que luego de recibir el llamado de su hija, sufre un terrible accidente mientras se trasladaba de vuelta a su casa, en donde el amante es decapitado, al mismo tiempo que el pequeño hijo es asesinado por su hermana mayor. Luego de esta sucesión de terribles acontecimientos, un año después la mujer se retira del hospital psiquiátrico donde estuvo recuperándose todo ese tiempo, y regresa a la casa donde antiguamente vivía su amante, en donde se reencuentra con el joven ciego, quien también vive en la misma casa. A partir de ese momento, comienzan a sucederse extraños y perturbadores momentos, en donde cada noche, la mujer pareciera recibir la visita de su fallecido amante, todo esto escuchado por el joven ciego, quien comienza a meterse más en esta extraña situación. Una historia de climas enrarecidos y macabros, en donde se intenta llevar un enfermizo amorío por parte de la mujer y su difunto amante, acompañado de un interesante suspenso para una producción de la época.

2 comentarios:

JON ALCAIDE | 7 de junio de 2008, 2:32
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Oscar Torrado | 7 de junio de 2008, 8:59

Si es asi de buena que aterrorizo a Argento, la tengo que ver. El problema? en Colombia es muy dificil conseguir clásicos.

Blog Widget by LinkWithin